31 marzo 2010

¿Cómo se reparten las ventas de los CDs?

Esta imagen nos aclara muy gráficamente cómo se reparten los beneficios de la ventas de CDs musicales y creo que habla por si sola, aun observándola sin mucho detenimiento.
···
A mi, como creadora, me parece insultante que TODOS los que colaboran en la publicación de una obra extraigan de ella un beneficio mayor que el del propio creador, que recibe a cambio un porcentaje ínfimo, por no decir ridículo, de la venta de su trabajo.
···
Es más, me pregunto por qué hay tantos artistas que siguen empecinándose en alimentar este sistema de producción y engordar a tantos intermediarios que menosprecian hasta tal punto su don para crear y se llenan los bolsillos a su costa. En realidad, no creo que a ningún autor le "beneficie" este sistema de reparto de "beneficios", salvo aquellos que vive de sus rentas, protegidos bajo las faldas de la política de la SGAE y de las demás sociedades de gestión.
···
No en vano, tanto discográficas como sociedades de gestión han debido sentirse muy incómodas viendo salir estos datos a la luz, los cuales son muy susceptibles de ser esgrimidos por sus grandes enemigos, abanderados por buena parte de los usuarios de Internet.
···
De hecho, la web y sus internautas han hecho temblar los cimientos de las grandes discográficas desde hace tiempo. El intercambio de archivos en redes P2P (eMule y cía.) y las webs de descargas gratuitas las combaten escudándose en la legalidad de la copia privada y de la Cultura Libre. No mucho después llegó YouTube, Lastfm, Spotify y toda una legión de webs y de emisoras que permitían la difusión de música y de vídeos a través del "streaming", es decir, de la visualización y audición de archivos online. Plataformas como Spotify o iTunes liberan a los autores del peso de los intermediarios, difundiendo y también comerciando con archivos que sus usuarios pueden descargar cómodamente a sus ordenadores, a sus móviles, a sus reproductores mp3 a cambio de un precio más que razonable. Y más lejos van aún los creadores de Música Libre, quienes las desafían desde la red, rehuyendo la protección de las sociedades de gestión y de los intermediarios y difundiendo su obra de forma gratuita y directa a través de webs especializadas. Junto a ellos, empresas como SafeCreative e invenciones como las licencias Creative Commons, enemigos de la gestión de la SGAE y todos sus sucedáneos, que permiten licenciar las creaciones de forma gratuita y, en el caso de SafeCreative, incluso con validez legal.
···
Pero aún hay más, porque los escritores escribidores no han tardado en apoderarse de esta revolución y llevársela a su terreno. Hoy el mp3 se hermana con el pdf, iTunes con iBook, la Música Libre con la Autopublicación y el reproductor de música con el lector de libros, al que los expertos anuncian ya como el gran protagonista del 2010 en el panorama tecnológico.
···
Discográficas y Editoriales tiemblan, aferrándose neciamente al sistema que les ha dado de comer a costa del compositor, del escritor, del lector, del melómano, del iluso que abonaba veinte euros por un disco o por un libro con la errónea idea de que se lo estaba comprando a su autor. Las empresas quieren vender discos y quieren vender libros; no quieren vender archivos, porque vender archivos no les deja dinero. Como tampoco les deja dinero que su clientes realicen copias privadas de lo que han comprado o que cualquier mindundi pueda publicar su propio disco o su propia novela y distribuirlos en la red con tanta o más calidad que los que ellos mismos ofrecen.
···
Las tecnologías avanzan y las vacas sagradas del mundo de la música, en lugar de adaptarse a los nuevos medios de distribución, se aferran a su arcaico poder casi perdido ya e insisten en inflar más y más la burbuja discográfica, la cual, cuando estalle, como ocurre en todas las burbujas que estallan, acabará perjudicando a los menos pudientes y a los más currantes de sus empresas, que deben ser los únicos del universo musical que cobren menos aún que los propios autores por parir un disco.

  • Imagen extraída de la web de ABC.es (link), basada en una imagen publicada por Javi Pacheco en el blog Geekool.com (link).

2 comentarios:

  1. Auxiiii...no me voy...
    y aunque lo hiciera de mi blog, no lo haría del tuyo con toda la información interesante q publicas

    un besote

    ResponderEliminar
  2. Ay! Menos mal que te quedas! Me alegro mucho!

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.