02 noviembre 2008

Lisa Gerrard

Ya os hablado antes de esta cantante y compositora en el post "Las Ballenas de Lisa Gerrard" a raíz de la audición de su banda sonora "Whalerider" y la posterior reseña para la web LostFrontier. Sin embargo, ahora que estoy recopilando informaciones publicadas y reciclándolas para su publicación en este blog, he de reconocer que no hice demasiado hincapié en la artista, lo cual es un error digno de enmienda.

Aunque es reconocida como integrante principal de la desaparecida banda Dead Can Dance (1981-1998), la extensión de su trabajo en solitario es extraordinaria, tanto en cantidad como en calidad. Sin embargo, su nombre empezó a resultarnos más familiar a raíz de sus colaboraciones en bandas sonoras, siendo su intervención más sonada la que realizó para el film 'Gladiator', junto al laureado Hans Zimmer, que en el 2000 le valió un Globo de Oro y una nominación a los premios de la Academia. Sin embargo, su producción cinematográfica es de lo más prolífica: "Black Hawk Down", "Baraka", "Heat", "The Insider", "Tears Of The Sun", "Ali", "MI:2", "Man On Fire", "One Perfect Day", "Whale Rider", "Salems Lot", "A Thousand Roads", "Layer Cake", "Fateless", "Wings Of A Film"... A las que se sumarán las aún no editadas "ichi"y "Playing for Charlie" y la del documental "Defector".

Sus discos en solitario son más escasos y se limitan a dos: "Mirror Pool" (1995) y "The Silver Tree" (2006). Aunque sus colaboraciones con otros artistas sí son numerosas: "It'll End In Tears" con This Mortal Coil (1984), "Duality" con Pieter Bourke (1998), "Irvi" con Denez Prigent (2000), "Immortal Memory" con Patrick Cassidy (2004), "Sahara Blue" con Hector Zazou (2004); a todas ellas se sumará en breve una colaboración con Michael Edwards. Y todo ello sin hablar de su etapa junto al grupo Dead Can Dance, en la que participó en un total de once álbumes.

Lisa Gerrard, nacida en 1961 en Melbourne (Australia), hija de inmigrantes irlandeses, creció en el barrio multi-étnico de East Prahan, donde tomó contacto con las culturas griega, turca, italiana, irlandesa y árabe.

Por todo ello, no es de extrañar que esa mezcolanza cultural con la que convivió en su niñez quede reflejada en su obra, imposible de etiquetar, y la haga más receptiva a los ritmos del mundo. No en vano, en su melodías son más que habituales los sonidos étnicos, lo cual no descarta sonidos mucho más orquestales ("Marantha", "Vespers") o incluso los sintetizados ("See The Sun"). Sin embargo, sigue siendo la parte vocal la de mayor peso en sus composiciones.

Y es que es su propia voz, sin lugar a dudas, la columna vertebral de su trabajo. Sobre ella edifica cada tema y su presencia es tan rotunda, tan deslumbrante, tan protagonista que ante su majestuosa intervención la música queda relegada a un segundo plano, a un mero telón de fondo tan sutil que a veces no es más que un velo, un simple tul que envuelve con sutileza la voz desnuda, grave, casi gutural de Lisa Gerrard.

Además, su cadenciosa interpretación nos induce a cerrar los ojos y a entregarnos, a hacernos girar a su alrededor atraídos por su magnetismo para, por fin, abandonarnos y dejarnos llevar, sumidos en una suerte de trance, hasta paisajes encantados, próximos al hipnotismo, al misticismo y al éxtasis.

4 comentarios:

  1. Hola Auxi:
    He visto que !!eres seguidora de Profblog!! me ha hecho ilusión. Yo suelo visitarte con frecuencia aunque no siempre te dejo un comentario. Hoy te lo dejo, y aún no he leído tu entrada, que intuyo debe estar muy trabajada.

    Hasta pronto
    Abrazos

    ¿podré conocerte el día del estreno?

    ResponderEliminar
  2. Me gusta que te guste el "papelito" que te otorgé en Sinfonía...También que seas "seguidora" y estes ahí, al otro lado.
    me falta saber si vives cerca de Cádiz, o en Cádiz y si puedo conocerte el 22, el día del estreno de Extractos de alguna vez.

    Anda, dime algo

    un fuerte abrazo virtual

    Pd: no sé cómo haces para llevar adelante tantos blogs, y hacerlo bien

    ResponderEliminar
  3. Hola Auxi. Me he quedado flipada durante un momento, tuve una compañera de piso que se llama como tú y más o menos tenéis la misma edad. Me parece que te voy a seguir en tus blogs. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. XD Vaya casualidad! Al final, ella te condujo hasta aquí... La verdad es que es sorprendente cuanta gente hay con mi mismo nombre y apellido; algo que descubrí en facebook. Bueno, me alegro que te haya impactado más allá mi nombre. Se bienvenida.

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.