28 septiembre 2008

Eva Cassidy

Cada vez que se subía al escenario, Eva Cassidy se enfrentaba al pánico escénico, al cual solía combatir a solas, acompañada sólo de su guitarra y de su propia verdad que, eso sí, era grande y valiente. Quizá por eso no era extraño que Eva venciese en tal reñido pulso en más de una ocasión.
···
No voy a entrar a analizar su carrera discográfica ni voy a desmenuzar sus discos; son datos que vosotros mismos podéis hallar ahondando en los enlaces de este propio artículo y en los buscadores de Internet. Lo que esos datos no os cuenta es que Eva nunca buscó la fama. A pesar de lo cual fue, es y será idolatrada en Reino Unido como una de las grandes voces del panorama musical. Aunque eso es algo que Eva nunca sabrá, pues el éxito le llegó tras su muerte. De hecho, a escepción de "The other side" (1192), grabado junto a Chuck Brown, y "Live at Blues Alley" (1996), su primer disco en solitario, todo su trabajo se ha editado póstumamente.
···
Cuando Eva cantaba, aunque duela reconocerlo, cantaba sólo para ella y lo hacía lejos del marketing y las otras inmundicias de la música comercial, desde más allá del arco iris, desde los campos de oro, sobrevolando las aguas turbulentas... El terciopelo de su voz, cálida y diáfana, lograba eclipsarlo todo a su alrededor como si una inmensa fuente de luz emanase de su garganta. Verla actuar era como quedar sumergido en un hechizo, en una hipnosis colectiva que arrebataba la voluntad de pensar en alguna otra cosa que no fuese admirarla a ella...
···

···
El próximo mes de noviembre hará doce años que Eva se marchó para siempre de aquí. Un cáncer le arrebató la vida prematuramente, con sólo 32 años. A nosotros nos privó de su magia y su genialidad. A su familia, que se desvive por homenajearla y recordárnosla a pesar del tiempo transcurrido, la privó de mucho más.
···
Eva Cassidy en la red...
su web musical * su web pictórica * biografía en Wikipedia * LastFm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.