08 noviembre 2007

Antonio Trigo

A pesar de la cercanía física, a Antonio Trigo lo descubrí a lo largo de mis inmersiones por la red y eso es algo que nunca dejará de resultarme paradójico.

Luminoso, marítimo y cálido, el piano de Antonio Trigo sueña a ratos con ser bailaor. No en vano, hay veces que sus notas me traen al recuerdo la luz del rielar de la luna sobre el Atlántico, el fragor de las guerras entre el levante y el poniente, el sordo crujido de la ropa recién tendida en las azoteas o el olor de los naranjos que surcan este Parnaso que compartimos sin percararnos.

El piano, alma de la obra de este compositor, desempeña en ella casi siempre el papel protagonista ("Dialogos", "Mare Nostrum", "Oasis"), lo que no le impide congeniar a ratos con sonidos más atrevidos ("Toro", "Ecuentro"). Sin embargo, Antonio Trigo no se detiene ahí. También nos ofrece temas que se aproximan a los esquemas más clásicos ("Un café con Bach") y gusta, además, de sondear los inclasificables territorios del las nuevas músicas, en busca de ritmos más Ambient y Chill ("Adagio Sacro", "Memento").

Una vez más, nos tropezamos con un artista que, adivinando ya el futuro de la industria discográfica, promociona su trabajo a través de Internet y adopta una postura comprometida. De hecho, no conforme con la belleza que proporciona su música, Antonio Trigo destina el 20% de las ventas a Accion contra el Hambre.




···

Antonio Trigo en la red...

su espacio * su blog * Soundclick * Download,

la entrevista que hizo para LostFrontier, que publica también una reseña sobre su trabajo "Sensible".

2 comentarios:

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.